Sacros – La realidad

Con un sonido muy cercano a los Byrds, es decir, con una presencia muy fuerte de la guitarra rítmica, constituye un álbum de una belleza muy inusual en el orbe latinoamericano. Del disco no se puede decir mucho, salió un 18 de Septiembre de 1973. ¿Alguien podría ocurrirsele una peor fecha para sacar un disco así? Pasaron muchos años antes de que se volviera a saber de ellos como banda. Dos de ellos sin embargo, pasaron a ser reconocidos en el ámbito de las artes plásticas, no todo se había perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *